¿Cuáles son los pasos para elaborar un plan de comunicación?

Plan-de-Comunicación

Uno de los puntos débiles de muchas empresas es llegar a sus clientes y darse a conocer entre su público objetivo. Para ello, es imprescindible realizar un plan de comunicación que oriente nuestros esfuerzos hacia el cumplimiento de unos objetivos definidos.

El plan de comunicación de una empresa es un documento u hoja de ruta donde se traza el cómo, el cuándo y la manera en que dicha empresa se va a relacionar con su público, con el fin de cumplir los objetivos que se proponga.

Sin embargo, ¿cuáles son los pasos para elaborar un plan de comunicación? Toma nota de estos puntos a seguir

1. Análisis interno y externo de la empresa

Debes realizar un estudio de mercado detallado, analizando todo lo que rodea y afecta a la empresa. Aspectos cómo investigar el mercado donde desarrollamos la actividad, quién es nuestra competencia, qué productos y servicios nuevos lanza, precios, etc .

Por otro lado, es totalmente necesario analizar a nuestra empresa de manera interna. Normalmente, se realiza el famoso análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades), a través del cual se analizan los puntos fuertes y débiles.

2. Definición de objetivos

Éste es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta en la elaboración de un plan estratégico de comunicación. De una correcta definición de los objetivos a alcanzar dependerá la efectividad del plan de comunicación.  Para definir estos objetivos debes tener en cuenta que sean:

  • Específicos
  • Medibles
  • Alcanzables
  • Orientados a resultados
  • Establecidos para un periodo de tiempo determinado

Te en cuenta que a la hora de definir objetivos que después habrá que definir las acciones para llevar a cabo estos objetivos. Es decir, debemos abarcar esos objetivos que nuestros recursos de empresa nos permitan. Lo óptimo sería establecer no más de cuatro objetivos de comunicación.

3. Público objetivo

¿A quién nos dirigimos? ¿Quién es nuestro público objetivo? ¿Qué edad tiene? ¿A qué se dedica? ¿Es principalmente hombre o mujer? ¿Qué nivel de ingresos tiene? ¿Dónde reside? ¿Qué intereses tiene? ¿Qué hace en su tiempo libre? Etc. Estas son algunas de las preguntas que no pueden quedar sin respuesta en nuestro plan de comunicación empresarial.

4. Mensaje

Es lo que queremos comunicar dirigido a nuestro público objetivo que hemos definido anteriormente y con un estilo y un tono de comunicación adecuado.

Claves para un buen mensaje:

  • Claro, conciso y directo
  • Gramatical y ortográficamente perfecto
  • Con un lenguaje adecuado a tu público objetivo (adaptado a su idioma, formal o informal…)
  • Tono adecuado a tu público objetivo y a tus objetivos Ej. Motivacional, instructivo, etc.
  • Mensaje con contenido acorde a las necesidades e intereses de tu público objetivo.

 

5. Recursos y fijación de presupuesto

Para poder implementar el plan de comunicación, es necesario conocer con exactitud los recursos con los que contamos (materiales y no materiales) y cuánto vamos a destinar a las acciones necesarias para alcanzar los objetivos establecidos en el plan de comunicación.

6. Canales

El análisis de todos los puntos anteriores nos arrojarán los datos suficientes para poder elegir qué canales vamos utilizar para comunicarnos con nuestro público objetivo.

Canales de comunicación offline:

  • Radio y televisión
  • Prensa escrita
  • Revistas especializadas
  • Mobiliario urbano, cartelería, vallas publicitarias…
  • Actos de relaciones públicas y otros eventos
  • Otros

Canales de comunicación online:

  • Web
  • Blog
  • Redes sociales
  • Newsletter, boletines
  • Otros

 

7. Plan de acción

Tras haber estudiado nuestro entorno, establecido nuestros objetivos, analizado nuestro público objetivo, definido nuestro mensaje, elegido qué canales vamos a utilizar, evaluado nuestros recursos y establecido nuestro presupuesto, ha llegado el momento de ponernos manos a la obra con las acciones que nos ayudarán a cumplir nuestros objetivos establecidos en el plan de comunicación. Ahora tenemos que elegir la acción o acciones que nos ayudarán a alcanzar cada objetivo que previamente hemos establecido.

8. Calendario de acciones

Como he comentado anteriormente, no vale de nada establecer un objetivo si éste no se establece para un periodo de tiempo determinado. Lo mismo pasa con las acciones. Para poder medir los resultados es necesario que estas acciones se establezcan en el marco de un calendario. Cada acción tendrá una duración determinada así como una continuidad, algunas se repetirán al día o a la semana y otras serán puntuales. Es necesario definir qué vamos hacer y cuándo lo vamos a hacer.

9. Evaluación de resultados

De nada sirve desarrollar todo lo anterior si al final no medimos resultados. Esta evaluación de resultados nos indicará si estamos cumpliendo objetivos o si en caso contrario debemos mejorar o cambiar algunas de las acciones llevadas a cabo para su cumplimiento.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s